martes, 11 de junio de 2013

VIAJE HACIA EL VERANO




                                                                 ¡Hola!
                        Continuamos de viaje,hacia la primavera
                          o el verano, da igual, cuando lleguemos
                                                ya se verá.
                   Y en este divertido, viaje, nos hemos encontrado
                        con el mes de Junio, y nos hemos vuelto locas,
                         de alegría. Nuestro mes preferido del año,
                                       y ya hemos llegado a el.
                     No hay otro mes como JUNIO. No lo hay.
                          Ni parecido. Estos días tan largos,
                           que parece que la noche no llega.
                          Las puestas de sol con todos los tonos del 
                             rojo-rosa-morado-violeta (un color nuevo).
                                      ¡Que puestas de sol!
                        A final de mes la mágica noche, del soslticio 
                                             de verano.
                                            Y para ellos,
                           ( y para nosotros cuando fuimos niños) 
                          Junio, viene con la emoción de la vacaciones
                          de verano, esas vacaciones, largas, divertidas,
                                          únicas e irrepetibles.
                                Total,  Junio tiene el pack completo de 
                                   felicidad y emoción, solo hay que 
                                           saber darle buen uso.
                                                ¡Vamos a ello!

                         Y tan emocionada estoy con el mes de Junio,
                         que estaría un ratito largo hablando de sus 
                         bondades, pero vamos con lo que nos ocupa.

                           Preciosas braguitas, que como siempre digo,
                           con los vestidos veraniegos, imprescindibles.
                          
                                  
                            
                        
                                           
                                                        Con lacitos, o sin ellos.
                                    Tejidas, personalizadas.
                                        Con los coquetos bordados rococó.
                                    Me encantan.
Y como no, con grandes lazotes de 
 organza. ¡Como disfruto!

                                                             Y los paquetitos llenos
                              de dulces sorpresas, listos para enviar.
                                                 Y los cake-pops, que no te 
                                 puedes comer solo uno.
                                                              En los colores a elegir.
Y no me cansaré de repetirlo,
¡Disfrutad de este precioso y bonito mes,
cargado de emoción!
¡Buena semana para todos!